Zona Asociados    A | A+ | A++
 

Las vacaciones y los autónomos

Cuando hablamos sobre el asunto de las vacaciones, un período de descanso que se ha adentrado en nuestra cultura como un derecho del trabajador por cuenta ajena, pero que puede llegar a ser visto como un auténtico lujo para un colectivo de los trabajadores, como es el caso de los autónomos.

En este caso resulta muy difícil planificar una vacaciones en meses, e incluso a semanas vista se convierte en una predicción muy complicada, derivando en la ausencia de estas en múltiples casos, ya que en muchos casos, el disfrutar de unas vacaciones supone el cierre temporal de nuestro negocio, especialmente en el caso de las empresas más pequeñas.

En este entorno de crisis, este dilema se torna más complicado, ya que ante un menor número de proyectos, las dificultades para mantenernos a flote, o sencillamente, por la existencia de un equipo muy más reducido, los gerentes empresariales se han convertido en una especie de ‘chicos y chicas para todo’ (si es que algún día dejaron de serlo).

Entonces, ¿los autónomos están obligados a prescindir de sus vacaciones? Pues se trata de una pregunta un tanto compleja, ya que si no se cuenta con un equipo en el que poder delegar y en el que confiemos plenamente. Y que de no ser así, no solo no nos podremos ir de vacaciones, sino que también denota que tenemos un grave problema en la gestión de nuestro negocio.

En Pymes y Autónomos


subir arriba
Enviar a Facebook Twitter Imprimir